16 de abril de 2012

ENTREVISTA DE "MARCA" A FRED VERGNOUX

La actuación de Mireia Belmonte en los Campeonatos de España y las expectativas creadas para los Juegos tienen un culpable: Fred Vergnoux (1973, Francia) se encarga de su entrenamiento desde septiembre de 2010 y con él la barcelonesa ha mejorado sus marcas y ha ampliado el repertorio.



¿Con qué momento se queda del Open de Málaga y de esas seis mínimas de Mireia Belmonte?

Es curioso, pero el momento más intenso fue la carrera de Claudia Dasca en los 400 estilos. Su reacción fue admirable a sus 17 años. Todo el mundo en Sabadell y en Málaga acabaron con el corazón encogido.

Con ella son 11 nadadores que competirán en 18 pruebas. ¿Qué opina?

Considero que falta mucha ambición. Mireia, por ejemplo, tiene 21 años. Laure Manaudou, con 17, ya fue campeona olímpica. La clave está en el trabajo que hagas con 15 y 16 años, porque aquí hay nadadores que no quieren ir a un centro de entrenamiento. En España no se tiene la confianza de competir, y eso es lo que estamos intentando cambiar en el CN Sabadell. Un ejemplo es Mireia.

Usted ha estado en Rusia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Francia... ¿Qué tiene que aprender la natación española de todo ello?

De todo se aprende. En Estados Unidos, lo mejor es su competición. Recuerdo que en una semana teníamos hasta tres torneos distintos. Eso genera, además, cultura de país. Cuando un nadador logra la mínima, dice: "Iré a representar a mi país". Aquí es impensable... Luego está la preparación física y el modelo de entrenamiento ruso o del Este, es una de mis debilidades. En Gran Bretaña, todo sale perfecto. Los nadadores compiten en centros inmaculados. Aquí en España, o en Francia, tenemos esa cultura mediterránea. Hay que coger lo positivo. Creo que España está como Francia en el año 95. Hay talento, pero falta trabajo.

¿Le ha sorprendido algo del rendimiento de Mireia en estos Campeonatos?

No, porque sé de lo que es capaz. Lo mejor ha sido su actitud. Ha estado concentrada, midiendo bien el estrés y controlando todo. La vi con mucha personalidad y ese paso es muy grande. Luego, en la piscina: seis marcas, tres récords... Creo que ya se ha colocado a nivel mundial entre las ocho primeras de casi todas las pruebas. Pero seguiremos trabajando porque sé que puede nadar mucho más rápido.

¿Cuáles son las claves de ese cambio de mentalidad?

Mireia ya tiene 21 años. Va madurando. Además de entrenar, hacemos trabajos de relajación y con el psicólogo. Eso es responsabilidad de Mireia. Hace dos horas a la semana.

-¿El entorno es tan importante en un nadador?

Siempre se le hace la misma pregunta. ¿Cuántas medallas lograrás en los Juegos? Eso genera una presión y un miedo añadido. La clave está en el trabajo, de eso nos ocupamos, del día a día, de respetar el plan. En Francia, por ejemplo, hay nadadores que tienen la presión en los entrenamientos y disfrutan en la competición.

¿Cuántas medallas...?

(Sonríe). Paso a paso... Pero vamos por el buen camino.

Dos veces mejor técnico en Gran Bretaña

El currículo de Fred Vergnoux es extenso, comenzando desde abajo y haciéndose un hueco en la élite. Después de licenciarse en Educación Física, en 1998 comenzó como entrenador del Racing Club de France hasta que en 2002 es nombrado director técnico de Bielorrusia. Con sus métodos, consigue que Alena Popchanka se convirtiese en campeona mundial de 200 libres en Barcelona, en 2003. Dos años después, contrajo matrimonio con la nadadora, justo cuando se trasladó a Gran Bretaña para dirigir al club City of Edinburgh Swimming, en Escocia. Los resultados obtenidos en 2006 y 2007, como por ejemplo la medalla de plata de Kirsty Balfour en los 200 braza en Melbourne (2007), le valieron para ser nombrado dos veces mejor entrenador de Gran Bretaña.
De los once nadadores que van a Londres, cuatro se entrenan con él: Mireia Belmonte, Conchi Badillo, Claudia Dasca y Judith Ignacio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en ente Blog.